Discurso 180 Años

Valora este artículo
(1 Voto)

Para nosotros, es muy significativo estar celebrando estos 180 años porque nos ayuda a tomar conciencia que tuvimos un comienzo. ¿Qué vieron nuestros fundadores? ¿Qué fue lo que pasó por la mente del Padre Juan Crisóstomo Liausu que decidió comenzar a educar  aquí en  el Gran Valparaíso? Esto no es menor porque los misioneros estaban  en tránsito hacia Oceanía. ¿Qué fue lo que vieron? ¿Por qué decidieron quedarse acá y entregarse por entero a la Educación?


Una Historia

Tal vez,  les pasó lo que en la historia de los vendedores ingleses:  “En el tiempo de la colonia, cuando Inglaterra expandía su poderío en África, dos empresas enviaron a sus vendedores de zapatos a un país de ese continente. A los meses, llega un telegrama de uno de los vendedores que decía: ¡En Africa nadie usa zapatos. Imposible hacer negocios!. A la semana siguiente llega el telegrama del otro comerciante diciendo: ¡Grandes oportunidades de hacer negocios. En Africa nadie usa zapatos!

Quizás al Padre Juan Crisóstomo, le pasó algo similar a lo del segundo comerciante. Vio un país que estaba empezando, que recién estaba organizándose y encontró grandes oportunidades.

Valparaíso y todo el sector en 1810 tenía apenas 3.000 habitantes y en 1837 ya habían 30.000 y vio tremendas oportunidades para formar un gran país, para formar a las generaciones que conducirían esta república. 

 

Nuestro Presente

Y desde entonces nuestro Colegio ha progresado. ¿Y qué vemos hoy? Vemos Esta infraestructura diseñada con grandeza. Esta nueva casa, nos albergará durante este siglo XXI, pero no vemos solamente hoy día una casa. Vemos una gran familia, donde estudiantes y profesores, mas allá de compartir conocimientos, compartimos una misma vocación, un mismo llamado.

Vemos muchas manifestaciones académicas, artísticas, pastorales y deportivas. 

Hoy vemos como muchas familias siguen confiando en nuestro proyecto educativo y se sienten orgullosas de pertenecer a esta gran familia.


Un futuro con grandes oportunidades

Pero 180 años no tan sólo nos tienen que llevar a pensar de dónde venimos, quienes somos hoy, sino también pensar dónde queremos estar en el futuro. Hoy día es un momento oportuno para preguntarnos ¿cuál es el Colegio que queremos construir en el 2030? Porque el 2030 comienza hoy. Ya lo decía Gabriela Mistral: “El futuro de los niños es hoy, mañana será demasiado tarde”.

Y con la pasión de Gabriela Mistral y con la misma pasión de nuestros Padres fundadores,  debemos tener la capacidad  y la audacia de pensar el Colegio del 2030. Anticipar el futuro es complejo cuando hay incertidumbre y cambios permanentes. Sin embargo, diseñar nuestro mejor escenario futuro es un imperativo, para darle a nuestra acción educativa  un propósito y un sentido que encienda nuestros corazones, ilumine nuestra mente y movilice nuestras fuerzas.

Siendo fieles a la espiritualidad de los Sagrados Corazones debemos comenzar a soñar este escenario del 2030 y preguntarnos: ¿cómo van a aprender nuestros estudiantes? ¿Cómo van a enseñar nuestros profesores? ¿Cuáles serán los desafíos de la sociedad chilena y del mundo entero?

Somos la generación de los 180 años y a nosotros nos corresponde mantener viva la pasión educativa. Por lo tanto, invito a  la Comunidad de los Sagrados Corazones: a nuestros estudiantes, a nuestros profesores, a nuestros administrativos y auxiliares, a nuestros padres y apoderados, para que el 7 y 8 de Julio nos encontremos  en un  gran Congreso y soñemos juntos los caminos que vamos a recorrer en el futuro. Un futuro que comenzó hace mucho tiempo con 25 estudiantes  y tres sacerdotes franceses.

 

Roberto Soto Molina
Rector

Visto 662 veces