Historia Colegios

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

Año 1923

El año 1923 se creó el Segundo año de Humanidades Colegio llegó a contar con 100 alumnos, repartidos en 5 cursos.

El año 1924 llegó como Rector el P. Cipriano Delto uno de los hombres más eminentes que la Congregación ha tenido en Chile. De cultura vastísima abarcaba en forma profunda las más variadas ramas, entre las cuales estaban la Filosofía, las Matemáticas, la Astronomía, la Física, la Biología y la Música.

El P. Cipriano había llegado a Chile en 1890, procedente de Francia, su patria. Tenía entonces sólo 18 años de edad. Hizo su noviciado y los estudios en "Los Perales" de Marga-Marga y fue ordenado sacerdote en Santiago, el año 1896.

Fue Rector durante 25 años consecutivos (1904-1928) de los Colegios de Santiago, Valparaíso, Concepción y Viña del Mar. Después de 43 años de sobresaliente labor educacional, falleció en Valparaíso en septiembre de 1935, a la edad de 63 años, dejando en todos los que tuvieron la suerte de ser sus alumnos, sentimientos de admiración y veneración imitables, por su talento, su energía y su bondad extraordinaria.

El año 1924 se creó el Tercer año de Humanidades, con la cual en número de cursos del Colegio subió a seis.

El año 1929 asumió el cargo de Rector el padre Ignacio Janiot, quién lo iba a desempeñar hasta 1934. Él creó, en 1929, un nuevo curso: el Kindergarten, que tomó el nombre de Primera Preparatoria. Desde ese año pues, hubo cuatro Preparatorias y el Colegio llegó a contar con 160 alumnos.

Al iniciarse el rectorado del P. Ignacio, llegó al Colegio un nuevo profesor civil, el Sr. Francisco Jiménez Trujillo, quien por espacio de 37 años iba a desarrollar, en forma muy eficiente y abnegada, una prolongada labor educacional, que iba a beneficiar a muchas generaciones de alumnos que hoy día son sus agradecidos ex–alumnos. Su estadía en el Colegio se prolongó hasta 1965, que fue el último año de su larga y meritoria carrera.

En 1929 se implantó en el Colegio el uniforme, que fue de color gris con huincha blanca en los contornos de la chaqueta. Completaba el uniforme un escudo de los SS.CC. con letras blancas.

En ese mismo año llegó al Colegio el P. Alcimo de Méringo, quién iba a permanecer en él por espacio de 18 años consecutivos y quien iba a ser el autor de muchas iniciativas de todo orden, muy provechosas en la labor educacional. Su nombre aparecerá muchas veces en esta reseña, a medida que vayamos recorriendo los años en que él trabajó en el Colegio.

A fines de mayo de 1930, el Colegio ingresó definitivamente al Movimiento de Scouts Católicos, tomando como modelo los Estatutos y Reglamentos de los Scouts de Francia. Casi todos los alumnos de Tercer año formaron parte de él. La importancia del hecho reside en que éste fue el primer núcleo de Scouts Católicos que existió en Chile, y de él salieron los otros grupos que se formaron en los Colegios de Valparaíso, Santiago y Concepción, y en muchos otros establecimientos educacionales del país.

El año 1932 llegó al Colegio el profesor D. René Moraga Gutiérrez, quien iba a permanecer en él 34 años consecutivos y a quien le iba a corresponder un desempeño sobresaliente en la vida y el destino del Colegio.

El año 1934 se celebró el centenario de la llegada los primeros padres de los SS.CC. a Valparaíso. Ese año el número de alumnos de Viña llegó a 250. Como cierto número de niños había quedado sin matrícula, hubo que pensar en agrandar el edificio. Se prolongó, pues, en una extensión de 22 metros, el primer piso de la calle 1 Poniente, cual llegó hasta la calle 2 Norte. Es el sector que ocupan hoy, en 1980, los camarines de gimnasia, y las salas de II-B y del I-A de Enseñanza Media. Este fue el primer estirón material que experimentó el Colegio desde su construcción.

El número de alumnos, en 1935, llegó a 296, y el número de cursos subió de 7 a 8, pues la Tercera Preparatoria quedó dividida en dos secciones.

En 1938, la distribución de Premios tuvo lugar el 19 de noviembre, y los alumnos más premiados del año fueron, en orden ascendente: Marcos de Iruarrízaga R., Aldo Francia B., Luis Franzani B., Leopoldo Peuriot F., Humberto Caraccioli R., Danilo Bassi Z., Salvador Gutiérrez A., Mario Young R., Jorge Montenegro P., Luis Raveau R., Raúl Rivera E., Guillermo Martínez G. y Federico Carvallo F., quien obtuvo 48 puntos sobre un máximo de 55.

En 1939 asumió el cargo de Rector el padre Wenceslao Le Mailloux, quien había sido uno de los fundadores del Colegio de Concepción en 1911 y era, desde 1918, profesor del Colegio de Santiago. A él le correspondió, durante los seis años que dirigió los destinos del Colegio, ampliar una segunda vez el edificio en que funcionaba, dado el aumento de la población escolar de la ciudad.

Este es un año memorable en los anales del Colegio, pues en él nació "Redacción Escolar", el periódico que guarda los recuerdos y la historia de esta casa. Sus fundadores fueron el P. Alcimo, Vice-Rector del Colegio y el profesor D. Francisco Jiménez, y 11 alumnos de Tercero y Cuarto año de Humanidades, que formaron el Primer Directorio y cuyos nombres son los siguientes: Aldo Bagnara, director general y presidente, Patricio Lueje, Claudio Guerrero, Eugenio Hidalgo, Ernesto Krug, Marcelo Montt, Harry Phillips, Hernán Rodríguez, Hernán Verluys, Julio Viale y Edmundo Eluchans.

En 1944, llegó al Colegio el P. Benito Rodríguez U., quien es uno de los más antiguos religiosos de esta casa.

Ese año 1944 fue, sin duda, el año más glorioso del Colegio después de su fundación, y tuvo, por cierto, motivo sobrado para serlo :

a) El Colegio quedó completo con la creación del V y VI años de Humanidades simultáneas, con lo cual el número de alumnos llegó a 430.

Dieciséis fueron los alumnos que formaron el primer VI año de Humanidades que tuvo el Colegio y sus nombres son los siguientes: Sergio Andueza A., Jorge Barroilhet P., Antonio Cambiaso M., Edwin Coghan V., Alberto Fuentes L., Jorge Montt G., Víctor Pucci B., Waldo Rosa M., Jorge Santander S., Alberto Simonetti A., Luis Soublette A., Humberto Tascheri F., Ricardo Thompson M., Sergio Ulloa C., Enrique Wiegand G., y Rodney Woolvet S.

b). Junto con la creación del VI año, vino también la formación de la Banda de Guerra, que tanto brillo da a las presentaciones públicas del alumnado. La formaron 27 alumnos y su Tambor Mayor fue Alberto Simonetti A. En honor a la verdad y para no omitir ningún hecho que contribuya a la más completa visión del pasado, hay que afirmar en este punto preciso de la crónica, que el año 1934, o sea 10 años antes, existió una banda de guerra del Colegio, (no de los Scouts), como lo demuestra en forma irrefutable una fotografía auténtica de aquel año, que cualquier interesado pude ver y examinar. La componían un tambor mayor: Jorge Ferrari: 4 tambores: Jorge Prieto, Ricardo Ralph, Federico Carvallo y Jaime Ferrari, y 9 pitos: Mauricio Fourniés, Eric Woolvet, Eugenio Cornejo (quien gentilmente identificó a todos los miembros de la banda), Jorge Searle, Eugenio Ruiz-Tagle, Eustaquio Woolvet, Ignacio Santa María, Fernando Bañados y Alfredo Colombo.

El año 1945 asumió el cargo de Rector del Colegio el P. Alcimo de Méringo, quien había llegado a Viña del Mar en 1929, y llevaba, por lo tanto, 16 años consecutivos de trabajo en este Colegio, del cual había sido Ministro 5 años (1935-1939).

Había nacido el P. Alcimo en Francia, en 1903, y llegó a Chile a fines de 1924, cuando tenía sólo 21 años de edad. Hizo clases durante 4 años en el Colegio de Valparaíso, entre 1925 y 1928, año en que recibió la ordenación sacerdotal. En 1929 fue trasladado a Viña, donde durante 18 años consecutivos trabajó con mucho amor y entusiasmo por el progreso y el crecimiento intelectual y material de este Colegio. Hombre de muy vasta cultura, el P. Alcimo se dedicó especialmente al estudio de las matemáticas y las ciencias, y al cultivo de las artes, particularmente de la música y de la pintura, en las cuales reveló dotes extraordinarias.

Ese mismo año 1945, se creó el Kindergarten, que quedó formado por dos cursos: Primera y Segunda Preparatoria. Ya en 1940 la Primera, Segunda, Tercera y Cuarta Preparatorias habían cambiado su nombre y habían pasado a llamarse: Tercera, Cuarta, Quinta y Sexta Preparatorias, que era, en realidad, el nombre que les correspondía, por la edad de los alumnos y los conocimientos que en ellos se exigía.

Ese año llegó al Colegio un nuevo profesor, el Sr. Armando Ramírez Moyano, quien sigue actualmente trabajando en el Colegio, y cumple, por lo tanto, en este año 1970, 35 años de ininterrumpida y muy eficiente y ejemplar labor educacional, lo que le da el título del más antiguo de los profesores civiles en actividad en el Colegio.

También el año 1945 pasó a hacer clases en el Colegio, la Srta. Sara Yáñez Gálvez, quien desde 1922 hacía clases en el Patronato "Juan de Dios Ortúzar", del que ya hablamos en las primeras líneas esta crónica. Hizo clases en el Kindergarten hasta el año 1948 inclusive, con el cual enteró 27 años de enseñanza en el Colegio.

Ese mismo año se continuó la ampliación del edificio y se prolongó el segundo piso de la calle 1 Poniente en una extensión de 48 metros, con lo cual se llegó hasta la esquina de 2 Norte. Parte de este local lo ocupan actualmente los gabinetes de Química y de Biología y la sala de Artes Manuales.

El primer religioso que falleció en esta casa fue el Padre Luis Bex, quien descansó en el Señor el 9 de marzo de 1945, a los 66 años de edad, después de 41 años de trabajo como profesor en los Colegios de Chile. Había sido, en 1923, el segundo Ministro de este Colegio, al cual regresó, con la salud decaída, en 1943.

Desde que el Colegio tuvo todos los cursos de Humanidades se fueron creando las instituciones que tenían los otros Colegios de los SS.CC. de Chile, algunas de las cuales el Colegio de Viña no tenía, como ciertas asociaciones religiosas, la Academia Literaria y ciertas agrupaciones deportivas.

Durante el año 1946 se construyeron las columnas del corredor de 2 Norte y todo el segundo piso que da a la misma calle, donde ahora están el Auditorium, el gabinete de Física, la sala de Educación Musical y la de Artes Plásticas.

A comienzos de 1947 el P. Alcimo partió a Europa y regresó a Chile en 1952, año en que fue destinado a Santiago, donde continuó haciendo clases. En 1957 fue llamado a la Universidad Católica de Santiago, donde desempeñó altos cargos y trabajó en la actividad docente prácticamente hasta el día de su repentino fallecimiento, ocurrido el 27 de octubre de 1968, a los 65 años de edad.

El año 1947 asumió el cargo de Rector el P. Rafael Gandolfo, ex – alumno del Colegio de Valparaíso y profesor durante 10 años en los Colegios de Santiago y Concepción. Ese año se creó el cargo de secretario general del Colegio, y su primer titular fue el señor René Moraga G., quien llevaba 15 años cumplidos de profesor en el establecimiento.

El Sr. Moraga dio comienzo a la obra titánica de organizar una Secretaría que guardara proporción con el acelerado crecimiento del Colegio. Fruto de muchas horas de su tiempo y de su extraordinaria capacidad de trabajo, es la Secretaría que hoy con satisfacción contemplamos, ya que en ella, como en un Kardex gigantesco, están guardados y maravillosamente ordenados todos los documentos y, por el mismo, los 50 años de historia del Colegio.

Toca la coincidencia que el mismo año en que se iniciaba esta obra, ingresó como profesor el Sr. D. Oscar Gaete Rivera, quien colaboró ese año en ella, y quien desde 1966 conserva y continúa en la misma forma la obra de su antecesor.

Por iniciativa de los ex – alumnos Alfonso Ansieta y Fernando Recio y con la valiosa ayuda de la actividad y prestigio del Sr. Moraga, se fundó en el año 1948 el "Centro de Ex – Alumnos del Colegio de los SS.CC. de Viña del Mar". La asamblea en que se constituyó el Centro tuvo lugar el domingo 12 de septiembre, y a ella concurrieron cerca de 150 ex – alumnos, quienes aprobaron los Estatutos del Centro y eligieron el Directorio provisional, que quedó formado por ex – alumnos desde los salidos del Colegio el año 1924. Quedó elegido como presidente del Centro el Sr. Rolando Raveau S.

El aumento del número de alumnos y las ampliaciones del edificio trajeron como consecuencia ineludible la ampliación del patio de recreo. Para esto se aprovechó el terreno que se extendía hacia la calle 2 Poniente, y en el cual, desde 1921, existía un huerto en el que se cultivaban verduras y tomates. Como este huerto estaba más de un metro más abajo que el nivel del patio, fue menester rellenarlo con tierra y ripio, lo que se hizo en el curso del año 1948. Así se formó la extensión que hoy se designaba con el nombre de "patio de tierra".

Como había que mirar hacia el futuro se procedió también a adquirir algunas de las 8 pequeñas propiedades que impedían, en esa época, salir a la calle 2 Poniente.

En el año 1948 el cuerpo de Brigadieres para las formaciones de desfiles estuvo compuesto en la siguiente forma:

Brigadier Mayor: Eduardo Silva; Abanderado: Jaime Swett; Comandantes de Compañía: Mario Yávar, Marcial Simonetti, Germán Pfingsthorn y Alejandro Livingston; Tambor Mayor: Jaime Yávar; Brigadieres, de Tambores; Raúl Palma; de pitos: Luis Martínez y de Cornetas: Fernando Medel.

En "La Revista Escolar" de Premios correspondiente al año 1949 hay dos páginas en las cuales figuran los nombres de los alumnos que han obtenido "Premios Especiales". Premio de Excelencia, por mayor número de premios en sus años de estudio: Jorge Drago C. El Mejor Compañero del Sexto Año: William Rowlands B. Academia Literaria: Fernando Rosas P. Revista Escolar (Redacción): Alfonso Herreros M.; (Ilustraciones): Guillermo Jullian de la F. y Víctor Gubbins B.; (Administración): Jaime Reyes S., Jaime Garnham S. y José A. Domínguez M. Premios Scouts (Patrullas): "Albatros" 2.944 puntos; "Tigres": 2.723 puntos; "Cóndores": 2.309 puntos. Juan Valenzuela: 440 puntos, Alfonso Silva: 435 puntos; Carlos Schmidt; 435 puntos y Alex Avsolomovich: 435 puntos.

El año 1950 se hizo cargo de la Rectoría el P. Dionisio Le Manchec, quien había llegado a Chile desde Francia, su patria, en diciembre de 1925, esto es, hace 55 años. Durante 24 años consecutivos (entre 1926 y 1950) trabajó en el Colegio de Santiago como profesor de Matemáticas. También fue ministro de ese Colegio y, además, jefe y capellán de los grupos de Scouts. Durante 31 años, desde 1950 hasta el presente, el padre Dionisio ha trabajado con toda su vitalidad y dinamismo admirables por el Colegio de Viña del Mar, que tanto le debe en cuanto a su crecimiento y solidez.

Los alumnos nombrados en la página de "Premios Especiales de la "Revista Escolar" de 1950 son los siguientes: Scouts: Percival Cowley V. y Guillermo del Campo. Academia Literaria: Sergio Gianoli; Enrique Camus, Jorge Santibáñez, Javier Hurtado, Alfonso Alvarez, Allan Browne, Alfonso Silva y Guillermo Videla. Brigadier Mayor; Hugo Torti. Tambor Mayor: Eduardo Vigneaux. Mejor Compañero del VI Año: Félix Calleja F.