Congregación de los SS.CC.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La Congregación de los Sagrados Corazones es una Congregación religiosa de derecho pontificio, es decir, aprobada por la Santa Sede. Su  nombre oficial es Congregación de los Sagrados Corazones de Jesús y de María y de la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento del Altar.

  • Nace en Francia, en la ciudad de Poitiers, en 1800. La aprobación formal fue dada por el Papa Pío VII en 1817. Los  Fundadores son Pierre Coudrin y Hernriette Aymer de la Chevalerie.
  • Es una sola Congregación de religiosos y religiosas que comparten un mismo carisma y una misma misión, aunque cada rama disfruta de personalidad jurídica autónoma. También hay una rama secular, formada por personas —fundamentalmente laicos— comprometidos con el espíritu de la Congregación.
  • Está presente en más de 30 países, en los cinco continentes. Sus  gobiernos generales tienen su sede en Roma.
  • Los Hermanos llegan a Chile en 1834. Constituyen  la Provincia Chilena de los SS.CC., formada actualmente por 70 hermanos.
  • En la rama de los hermanos, se reconoce como una comunidad de religiosos que quieren centrar su vida en: "Contemplar, Vivir y Anunciar al Mundo el Amor de Dios encarnado en Jesús". Contemplar el Amor de Dios a partir de una experiencia religiosa profunda, centrada en la amistad con Jesús. Por eso, son tan importantes la celebración eucarística y la adoración contemplativa, donde busca participar de los sentimientos de Jesús ante el Padre y ante el mundo en un proceso de conversión continua. Vivir el Amor de Dios, especialmente por una vía de fraternidad intensa, con sencillez y espíritu de familia, abiertos a todos los pueblos. Anunciar el Amor de Dios mediante la misión evangelizadora y reparadora, especialmente en medio de los marginados, afligidos y los que no conocen el Evangelio, buscando transformar el corazón y construyendo un mundo más justo en solidaridad con los más pobres.
  • La misión de la Congregación se desarrolla a través de diversos apostolados, principalmente en colegios, parroquias y pastoral de juventud.
  • La misión evangelizadora ha constituido la razón de ser de los hermanos y hermanas de la Congregación desde su fundación. Desde sus inicios, la Iglesia le encomendó el acompañamiento de la Polinesia Francesa y, en su camino hacia estas islas del Pacífico, los hermanos llegaron al Puerto de Valparaíso donde se les solicitó prestar servicio, desde la tarea educativa, en la naciente República de Chile. En 1837, a sólo tres años de su llegada al país, los hermanos fundan el Colegio SS.CC. de Valparaíso.  Posteriormente, en 1849, fundan en Santiago (Alameda), en 1911 en Concepción,  en 1920 en Viña del Mar y  en 1955 se funda el  Colegio de Manquehue.

 

Carisma y Espiritualidad

Los aspectos centrales de la espiritualidad SS.CC. a través de los que aportaremos a la formación de nuestros estudiantes son:

a) Centralidad de la persona de Jesús. Debe ser el centro del quehacer  educativo, de tal forma que se comprenda al Colegio como un espacio de evangelización, es decir, como un lugar para el anuncio del evangelio, que es la Buena Nueva de Jesús, el Cristo, Hijo de Dios (Mc 1,1), acompañando y formando a la comunidad para una vida más plena.

En este sentido, nos parece fundamental desarrollar la dimensión contemplativa de nuestra comunidad, a través de la oración, la adoración, la eucaristía y la lectura orante de la palabra. Favoreciendo las condiciones para el encuentro personal con Jesús, fuente de amor, de gratuidad, de alabanza y de la alegría de creer.

"María ha sido asociada de una manera singular a este misterio de Dios hecho hombre y a su obra salvadora: es lo que se expresa en la unión del Corazón de Jesús y del Corazón de María" (Constituciones de la Congregación de los Sagrados Corazones. Capítulo I, número 2).

b) La opción por los pobres y la búsqueda del reino de Dios y su justicia. Buscar que los jóvenes en sus vidas y en sus proyectos personales incluyan la pregunta por el otro. Que tengan una preocupación permanente por los demás y, particularmente, por los más pobres. Invitándolos a cuestionar sus propias seguridades, en vistas a construir un mundo más justo y más humano para todos.

La Congregación de los SS.CC. nos propone que "donde vivamos y trabajemos, estemos cerca y junto a los hermanos más pobres y marginados, con quienes el Señor se identificó. Y lo hagamos siempre teniendo en cuenta que el Proyecto de Dios es la comunión de sus hijos, comunión que hace intolerable la injusticia tan escandalosa de nuestro mundo" ("Cuatro Énfasis de Nuestra Tarea en los Colegios de los SS.CC." Exposición del Provincial, padre Sergio Pérez de Arce A., a los Consejos Directivos de los Colegios de los Hermanos. Santiago, 13 de agosto de 2007).

Aspiramos a que nuestros estudiantes tomen conciencia de que la celebración eucarística y la adoración contemplativa nos recuerdan la urgencia de trabajar en la transformación del mundo según los criterios del evangelio y nos dan la fuerza para poder llevarlo a cabo.

c) La fraternidad y el espíritu de familia. Este valor se fundamenta en la entrega de Cristo, "Él es quien nos hace hermanos al llamarnos a su seguimiento y al dar la vida por nosotros" (Ob.Cit. "Cuatro Énfasis...", página 2), identificándonos como hijos de un Padre común. La fraternidad declarada y reconocida como un valor debe ser capaz de transformar las relaciones interpersonales, la convivencia y el trabajo en común, haciendo posible que nos miremos como hermanos, hijos de un mismo Padre, y que nos tratemos como tales.

 

Link http://www.sscc.cl/

 

Contacto

Casa Provincial de los Hermanos

Domingo Faustino Sarmiento 275

Ñuñoa – Santiago
Fono:    56-2-78 38 400      56-2-78 38 400      

Casa Provincial de las Hermanas

Av. Diagonal Oriente 3371
Providencia – Santiago
Fonos:    56-2-209 2383    56-2-209 2383     56-2-341 1157    56-2-341 1157